El Castellot

Alpatró, Alicante
El Castellot

Descripción

Majestuosa casa Valterra reconstruida al estilo rústico, representa una muestra perfecta de la arquitectura popular de la zona. Su capacidad total es de 12 plazas repartidas en 6 habitaciones dobles, 4 con baño propio y dos con baño compartido.

Características y servicios

  • Balcón
  • Barbacoa
  • Calefacción
  • Chimenea
  • Cocina
  • Cuna
  • Montaña
  • Patio
  • Secador de pelo
  • Televisor
  • Terraza

Lo que comenta el propietario

Dispone de cocina, salón comedor, chimenea y patio interior en la parte de abajo. La buhardilla se convierte en un apartotel para 4 personas, con cocina office, chimenea, terraza, salón con tv. e independencia total de las demás estancias. Dispone de una cuna, agua caliente y calefacción en toda la casa.

Los anfitriones, Juanjo y Ana, son personas comprometidas con la tierra de sus padres, con el medio ambiente y con el entorno natural que les rodea, haciéndose cargo incluso del cuidado de especies en extinción que habitan estos valles, como un par de águilas reales que anidan frente a esta casa Valterra.

Entre las visitas que se pueden realizar, destacamos las siguientes:

* Castillo de Alcalà o Benissili: Vistas al valle, fuente natural. Completo para senderistas.

* Castillo de Gallinera o Benirrama: Vistas al valle. Castillo musulmán de Benissili, fue construido durante los siglos XI al XIII por la necesidad de fortalecer las líneas defensivas ante el empuje de los reinos cristianos. Completo para senderistas.

* Penya Foradada: En lo alto de la peña que separa los valles de Gallinera y de Alcalà, se tarta de una arco natural de roca que forma un agujero en la montaña y desde donde se pueden divisar los valles hasta el mar. La Sierra de la Foradà es abrigo de asentamientos que datan de el paleolítico, con varias cuevas donde se han encontrado pinturas rupestres. Completo para senderistas.

* Llombai: Pueblo pequeño de origen ibérico formado por 10 casas y envuelto de leyenda. Está totalmente deshabitado y en la actualidad se están restaurando algunas sus casas.

* Poblado Ibérico del Xarpolar: Junto a Benissili, Vall de Gallinera. Muy deteriorado a pesar de su importancia histórica. Completo para senderistas.

Alpatró es el núcleo mas poblado de cuantos componen la Vall de Gallinera, y es el centro neurálgico desde donde Valterra Turisme Rural desarrolla toda la gestión de sus casas rurales, a través de la Cooperativa Cerezas Montaña de Alicante.

Inmerso en el corazón de las cerezas, destacan las diversas tonalidades empleadas en el conjunto urbano, así como la tranquilidad, la gastronomía y la hospitalidad de sus gentes. Encontraréis en él una vieja fuente y una almazara empapada de historia representativa de la cultura de todo un pueblo. Su iglesia parroquial, de la Asunción de Nuestra Señora, fue erigida en parroquia en 1535 y tenía jurisdicción sobre varios pueblos del valle. Cuenta con cuatro altares barrocos: el altar de San José (antiguo de San Marcos), el retablo del altar mayor dedicado a la Asunción de Nuestra Señora, el altar de la Virgen del Rosario y el de la resurrección del Señor. La obra maestra de la iglesia parroquial de Alpatró lo constituye su airoso y esbelto campanario.

El 15 agosto se celebran las fiestas patronales y 25 de abril el agradecimiento a San Marco por la campaña de cerezas.

Fotografías

Foto 1Foto 2Foto 3Foto 4Foto 5Foto 6

Localización

  • Latitud:38º 49' 19'' N
  • Longitud:0º 15' 41'' W
La Vall de Gallinera

La Vall de Gallinera se halla situada al noroeste de la provincia Alicante, en la comarca de la Marina Alta, colindante con la Safor al norte y la Penya Foradà al sur (que la separa de la Vall de Alcalà) siendo el paso natural a las comarcas interiores del l´Alcoià y el Comtat desde el mar.

Su economía depende básicamente de los beneficios de la agricultura. Se cultivan en gran proporción: cerezas (cultivo más importante que se recoge en primavera), olivas (que se recogen a finales de otoño y principios de invierno) y en menor medida naranjas, algarrobas, almendras y uva.

Las condiciones climáticas que te encontrarás en el valle son suaves, al encontrarse resguardado por cadenas montañosas y por su cercanía con el mediterráneo. Durante un recorrido de unos 30 Km. toparás con infinidad de parajes recomendados a excursionistas y amantes de la naturaleza, además de largos senderos y caminos que te llevarán a través del valle, encontrándote con numerosas fuentes y rincones. Y no te faltarán fuerzas gracias a la sabrosa gastronomía que encontrarás en cualquiera de sus pueblos.

El recorrido de este bonito valle te permitirá disfrutar una serie de pequeñas poblaciones al lado de una rambla resguardada entre sierras. Además de su paisaje agreste, el valle encierra sorpresas como las ruinas de un convento, próximo a Benitaia, el pueblo abandonado de Llombai (con leyenda incluida) y los restos del castillo de Benissili.

Al establecerse los musulmanes fundaron numerosos pueblos, de los que a principios del siglo XVII solo quedaban quince, con 500 casas y un castillo. La totalidad de estos poblados eran: Alcudia, Alpatró, Benialí, Benicena, Benimamet, Benimamit, Benimarzoch, Benirrama, Benisili, Benissivà, Benitaher, Benitaia, Bulcacim, Carroja, Gallinera (castillo), Llombai y Ráfol. En la actualidad la Vall de Gallinera está formado por: Benirrama, Benialí, Benissivà, Benitaia, La Carroja, Alpatró, Llombai y Benissili.

En las iglesias de toda la Vall todavía se pueden encontrar además de reliquias, valiosas pinturas, así como imágenes de siglos anteriores.
A lo largo de todo el mes de Agosto de celebran las fiestas patronales en todos los pueblos del valle. En Pascua destaca la peregrinación a la "Foradà" el día de Viernes Santo y el 25 de Abril la celebración de San Marco con una gran hoguera en Alpatró en agradecimiento por la campaña de cerezas.
Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar